El verbo ADAPTAR

20.03.2021
El final de un ciclo es el momento de hacer un balance de lo positivo y lo negativo, ya que una parte no existiría sin la otra. Todo lo que hemos vivido pasa por nuestra mente como una película: lo que hemos hecho, lo que hemos sentido, lo que hemos querido y el resultado. Darse cuenta de dónde estábamos hace un año, dónde estamos ahora y cómo llegamos aquí. Lo negativo es lo que nos hace darnos cuenta de lo buenos que pueden ser los momentos positivos. Y mucho más este año que hemos tenido que vivir. Un año extraño, difícil para todos. Un año que ha sido lento pero al mismo tiempo ha pasado volando. Un año en el que sin duda hemos tenido que aprender a ADAPTARNOS rápido, a tener paciencia y a darnos cuenta de lo valiosos que son los pequeños momentos que nos ofrece la vida y que, este año, muchos nos han faltado. En este post queremos reflexionar sobre la parte que nos corresponde como FUNDACIÓN y cómo nos hemos tenido que adaptar como equipo, y cómo se han adaptado nuestros alumnos y sus familias. Porque si de algo sirve este año es para seguir con más FUERZA y no torturarnos con lo que no pudimos lograr.
El verbo ADAPTAR
El verbo ADAPTAR
El verbo ADAPTAR
El verbo ADAPTAR
El verbo ADAPTAR
El verbo ADAPTAR
El verbo ADAPTAR
El verbo ADAPTAR
El verbo ADAPTAR
El verbo ADAPTAR
El verbo ADAPTAR
El verbo ADAPTAR
El verbo ADAPTAR
El verbo ADAPTAR
El verbo ADAPTAR
El verbo ADAPTAR
El verbo ADAPTAR
El verbo ADAPTAR
El verbo ADAPTAR
El verbo ADAPTAR
El verbo ADAPTAR
El verbo ADAPTAR
El verbo ADAPTAR
El verbo ADAPTAR